La industria mecánica y metalúrgica suele tener unos requerimientos de refrigeración en moldes, prensas y otra maquinaria que para su correcto funcionamiento necesitan evacuar calor. Para ello cuenta con sistemas de refrigeración de alta capacidad, tanto abiertos como cerrados, dependiendo del proceso considerado.

 

 

  • Los circuitos abiertos, con sistemas de refrigeración evaporativos, deberán además de los objetivos clásicos de control de corrosión y depósitos, cumplir con la legislación vigente en materia de prevención de la legionelosis.
  • Para ello nuestra empresa puede ofrecer programas integrales de tratamiento y control, de acuerdo con lo estipulado en la legislación de Prevención y Control de Legionelosis.
  • Los circuitos cerrados suelen, especialmente en circuitos de refrigeración de hornos inductivos, precisar tratamientos especialmente adaptados para operar con agua de refrigeración de baja conductividad. En este tipo de instalación suele necesario disponer de equipos de medida-regulación para gobernar pH y conductividad. El control de corrosión se deberá realizar con principios activos con poca contribución a la conductividad.